Wilmer Valderrama: no negarán nuestras historias ni nuestra contribución

Hoy salió el sol. Ya con eso, estoy ganando,” fue lo primero que dijo Wilmer Valderrama al hablar con él. Valderrama ha cosechado éxitos en la televisión y cine. Despegó su carrera en Hollywood con un entrañable personaje “Fez” en That 70s Show. Al igual que Fez, Valderrama había llegado a Hollywood como el extranjero en medio de un mundo y cultura diferente, pues a pesar que Valderrama es estadunidense su historia inicia con sus padres en Venezuela y Colombia. En la serie That 70s Show, Fez era un personaje con un acento marcado, y cuya vida y cultura era un contraste en los suburbios de Wisconsin. El acento de Fez se convirtió en la gracia del programa, pero Valderrama vio la oportunidad de acercar a otros, a un público general, a las historias de migrantes y celebrar diferencias: cuando llegué a Hollywood, había muy poca representación de latinos en la televisión, y no habían proyectos de cine o televisión con personajes que mostraran nuestra identidad. Y recuerdo ser de los pocos latinos en horario estelar en televisión. Y no culpo a nadie, sólo que no había educación, y plática sobre la influencia e importancia de nuestra comunidad.

Hablando de diferencias, Wilmer explicó: De esto se trata este país [Estados Unidos], una oportunidad para todos, para quienes luchan. Y claro hay obstáculos, por ejemplo, si tienes un acento se te consideraba que no tenías educación, era algo mal visto, algo extranjero al pensamiento general, que la gente no entendía, no permitían que la gente tuviera éste. La plática con Valderrama no fueron pasos discretos sobre temas de migración, es un diálogo necesario para destacar los recientes acontecimientos en la política de Estados Unidos. Tras el aire xenofóbico de las elecciones del dicho país, con comentarios con alusión que en Estados Unidos sólo se habla inglés, también se vivieron las declaraciones que migrantes son violadores y criminales. Entre la xenofobia y la ignorancia, los esfuerzos de muchos activistas se han duplicado para así dar a conocer las historias y ángulos de aquellos que dejan su país en busca de una oportunidad. Las celebridades y su poder mediático, con plataformas en redes sociales que alcanzan millones en audiencia, se han convertido en un camino para resaltar las voces de una comunidad. Recientemente Valderrama se unió a la campaña de Keep Walking America de Johnnie Walker, una campaña que busca celebrar la diversidad en Estados Unidos. Wilmer se enfoca en la comunidad migrante. Pero este esfuerzo no es nada nuevo, pues Wilmer lleva años abogando por los derechos migrantes: Yo he dedicado mi carrera al activismo, hablar de Latinos, minorías, migrantes, mujeres, y más. Para mi, no sólo se trata de las elecciones si no de hablar de lo que haremos como comunidad. Está en mi corazón. Soy migrante. Hijo de migrantes. Y llegaron a este país por el sueño americano. La tierra de la libertad, la tierra de la oportunidad, una historia colectiva que nos recuerda que esto es Estados Unidos. Ser estadunidense, es ser migrante. Ser migrante, es ser estadunidense.

980x-11.jpg

Wilmer tomó la responsabilidad de unirse a una campaña que abogara y resaltara las historias de tantos migrantes en Estados Unidos: Nuestra historia inspira a las siguientes generaciones, para tomar el legado y llevarlo más lejos. Por ende esta campaña es importante, resalta nuestra gente. Hay tanta negatividad y con muchas emociones, fue importante para mi, unirme a una campaña que le recuerda al público que ser migrante es el regalo más hermoso que podemos ser para este país. Es esta la comunidad que re-define este país, el camino del país, un progreso, y sí estamos arraigados en nuestra cultura, debemos estar orgullos, tenemos una experiencia única como migrantes. Este es el rol que tenemos en el país, tenemos una experiencia única.

“Ser estadunidense, es ser migrante. Ser migrante, es ser estadunidense.” 

Wilmer Valderrama, estadunidense nacido en Miami con padres de Venezuela y Colombia, es una remembranza de la diversidad de Estados Unidos. Y aún con los éxitos que ha logrado, se ha enfrentado a retos que giran alrededor de su identidad: A principio, a mi se me pidió actuar más latino, porque según para algunos yo no actuaba de tal manera, no era latino suficiente. Tienes que ser un personaje, y poco a poco nosotros mismos fuimos pintando la raya de como debemos personificar a nuestros personajes, la personificación de nuestros personajes fue la parte más importante, porque ahí recae la integridad de nuestro trabajo y de quien somos, de crecer y sobresalir. 

No se puede disfrazar la realidad de los ataques a la cultura y la ideología xenófoba que se vive en Estados Unidos, ¿qué sigue para los migrantes en Estados Unidos? ¿cuál es el plan de acción?: Mejorar la comunicación entre nosotros, no podemos estar divididos dentro de nuestra comunidad multicultural. Tenemos que estar más unidos que nunca. Y apoyarnos. Y hablo de unidos, todos, hablo de mexicanos, salvadoreños, venezolanos, colombianos, argentinos, guatemaltecos, brasileños, costarricenses, puertorriqueños, todos. Cuando todos nos unimos y representamos la diversidad dentro de la multiculturalidad de la comunidad latina, ese es el camino para el cambio. Ahora, más que nunca, es cuando debemos ser positivos. Y en otras palabras, hoy más que nunca ser latinos. Más positivos, más latinos. Ahorita se trata de subirle a la música, nos tenemos que hablar entre nosotros, abrir las puertas. Y unirnos no sólo para hablar de nuestras quejas, pero de lo que haremos en un futuro.Nuestra unidad, será la señal al gobierno, no negarán nuestras historias ni nuestra contribución. Nuestra contribución es uno de los tantos cimientos de este país.

Con más de 20 años de carrera, y una larga lista de personajes y series desde That 70s Show hasta From Dusk Till Dawn, Wilmer sigue viviendo sus tradiciones en Estados Unidos: Despierto con música salsa. El sol brilla más con música. Nuestra comunidad no se queja. Salimos a trabajar, le subimos a la música, y salimos a luchar. Esa es nuestra cultura, así somos. Yo pongo música, subo a mi coche, y ando de buenas. Mi madre vive a corta distancia de mi casa. Desayuno con ella, y me sigue haciendo mis arepas. Los domingos hace mondongo. Y quizá la celebración más grande, la Navidad. La comunidad latina trabaja duro todo el año que el día de Navidad es el día que nos lucimos.


*Publicado originalmente el 23 de diciembre de 2016 en NYLON Español