XICAGO: Espacios y sonidos de identidad

Chicago es uno de los epicentros de música en Estados Unidos, así como el núcleo de creación de sonido, artes y cultura. Las comunidades minoritarias y de color son el motor de la ciudad, y aún siendo el respaldo creativo, económico y laboral, continúan enfrentando falta de acceso, espacio y recursos. En las artes, Chicago ha presenciado el origen de géneros musicales gracias a comunidades que sólo ahí se han formado y nutrido, y cuyos sonidos y espacios nacieron por la necesidad de supervivencia, pertenencia y reafirmación de identidad.

Chicago es una de las ciudades con mayor estratificación económica y social en Estados Unidos, de igual manera una de las ciudades más diversas, reporta la Oficina del Censo de Estados Unidos: 32% blancos, 31% negros y 29% latinos, y aproximadamente el 6% de la población es asiática.

Según la investigación y reporte de Prosperity Now, organización dedicada a la investigación y acción para el empoderamiento financiero de familias de bajos ingresos, la historia en Chicago es una de acceso, o más bien, la falta de éste. A menudo reconocida como una de las ciudades más segregadas de los Estados Unidos, Chicago es el producto de décadas de políticas que han tenido el efecto de aislar a las comunidades de color. Un camino de adversidad implantado por los últimos 100 años de política y desarrollo en la ciudad, que como resultado han aumentado la desigualdad social y económica, además de la falta de acceso a recursos así como una historia de prácticas y políticas discriminatorias de vivienda y trabajo. En cuanto a cifras, el reporte también informa que actualmente la tasa de desempleo de los trabajadores de color en Chicago es 3 veces más que la de los trabajadores blancos, además, el ingreso de la población blanca es $12,113 dólares más alto en Chicago de lo que es en todo el país, mientras que el ingreso de la población negra es $5,297 más bajo. Del mismo modo, la comunidad asiática y latina tienen los ingresos más bajos en Chicago que en todo el país en $16,871 y $1,208, respectivamente.

A principios del siglo XX, el panorama demográfico de Chicago experimentó un cambio significativo: ocurrió la Gran Migración, una movilidad que surge tras la opresión política y económica que enfrentaba la comunidad negra en el sur de Estados Unidos. Durante el mismo tiempo, también llegaron migrantes de México, quienes escapaban del desplazamiento económico, social y político tras la revolución mexicana. (Hasta la fecha, informa Migration Policy Institute, Chicago es la segunda ciudad en Estados Unidos, con la población más grande de inmigrantes nacidos en México.)

Las comunidades llegaron a trabajar en industrias de mano de obra como acerías, ferrocarril o mataderos y vivir en barrios cerca de sus trabajos. Debido a la institucionalización de leyes de exclusión, muchas de estas comunidades migraron a barrios sur de la ciudad.

La migración de diferentes comunidades hacia Chicago se manifestó como búsqueda de oportunidad y supervivencia. Y con ello, el cambio en el panorama de Chicago brindó apertura a nuevas comunidades y cimentos culturales en la ciudad. La migración a la ciudad de Chicago tan sólo fue una antesala a la creciente ola de nuevos sonidos e intersecciones de géneros musicales, así como una nueva vertiente de jazz al estilo Chicago hasta el Chicago soul con tintes de góspel y armonías más sencillas. En sonido contemporáneo, Chicago es el origen de música houseghetto housedrillpasito duranguense entre otros, e importante recalcar, géneros de música que han nacido en comunidades, espacios y barrios de color.

Para celebrar la diversidad de sonidos, Red Bull Music Festival llegó por primera vez a Chicago. Celebrando la comunidad del 3 al 30 de noviembre, con un cartel diverso que resaltó la multiculturalidad de la ciudad, elevando las voces de las comunidades. A lo largo de la historia de la música, Chicago ha sido una ciudad seminal para distintos géneros, desde el clásico jazz de Chicago hasta el origen del house y más recientemente el subgéneros de hip hop y la efervescente comunidad musical latinx.

TATIANA HAZEL

Pooneh Ghana / Red Bull Content Pool

Pooneh Ghana / Red Bull Content Pool

Tatiana Hazel es escritora, compositora, productora y diseñadora de modas. Con el control creativo de su imagen y sonido, Tatiana se ha arraigado como una de las nuevas artistas independientes más alabadas del pop latinx en Estados Unidos. Tatiana Hazel presentó sus canciones de rnb pop en XICAGO, festival de Red Bull Music Festival en la comunidad de Pilsen.

"La comunidad creativa de aquí [Chicago] ha tenido una gran influencia en mi música. Es fácil colaborar y estar rodeada de más arte y artistas, esa energía creativa siempre me acompaña," explica Hazel.

Shahrnaz Javid / Red Bull Content Pool

Shahrnaz Javid / Red Bull Content Pool

Tatiana compone canciones en inglés y español, una expresión aliada a su identidad y entorno: "El hecho que aquí hay una gran comunidad latina, me motivó aún más para escribir en español. Para mí el idioma, me recuerda a mi familia, mi cultura, escuchar o hablar español siempre me hacen sentir en confianza. Escribir en ambos idiomas es muy especial para mí."

Tatiana es una artista independiente, desde su sonido hasta lo que viste en el escenario está diseñado por ella "quiero que la gente tenga un vistazo a mi mundo creativo," señala Hazel. Dentro de su carrera sigue navegando la industria como un acto independiente, trabajando con lo poco y todo que tiene.

"Como artista independiente he trabajado muy duro, desde shows pequeños a escenarios como éste [XICAGO: Red Bull Music Festival]. Estoy viendo el resultado de mi trabajo. Y estoy muy orgullosa de eso," comentó Tatiana.

VÍCTOR!

Pooneh Ghana / Red Bull Content Pool

Pooneh Ghana / Red Bull Content Pool

Xicago: Red Bull Music Festival celebró la comunidad latinx de la ciudad, el festival para todas las edades presentó talento de Chicago, entre los cuales se presentó el dream-pop, synth-pop y rnb de Víctor. Para el originario del sur de la ciudad, su presentación fue aún más especial. Víctor celebraba su primer año dentro de la escena independiente en Chicago, además de su cumpleaños. Víctor cumplió 18 años de edad. "En un día como hoy, hace 1 año," dijo Víctor, "toqué en mi primer show en vivo en un sótano en Pilsen. Hoy, 12 meses después, estoy aquí en Red Bull Music Festival."

Pooneh Ghana / Red Bull Content Pool

Pooneh Ghana / Red Bull Content Pool

"Aquí en Chicago hay una mezcla de géneros," dice Víctor. Y sobre la influencia del sonido de la ciudad en su música, "en southside de Chicago hay mucho hip-hop y también se escucha mucha música en español."Esa es una intersección de género e idioma en la música y estructura de las composiciones de Víctor. "Para mi el idioma, es la manera de comunicarse con diferentes personas. Yo escribo música en español, en especial, para mi familia. Quiero que mi familia la pueda entender."

Acerca de su proceso de composición, cómo nace una idea y se desarrolla, "Es un proceso muy extraño. Lo describo poco como un desahogo de palabras. Nunca pienso en sentarme y escribir, sólo sale. Me siento enfrente mi computadora. Hago un beat. Si me gusta, sigo. Y si no, lo dejo."

"Para mí, Chicago significa comunidad, definitivamente," dice Víctor acerca de la ciudad y su interacción con la música. Para Víctor el apoyo de la comunidad también se manifiesta en su proceso creativo, pues incluye a sus amigos a la hora de componer, "Hago 30 segundos de una canción y se la hago llegar a mis amigos, '¿Qué te parece?" les digo."

Víctor viene de una familia de músicos, madre y padre, ambos han formado parte de grupos musicales, pop y mariachi, respectivamente. "En cuanto a la instrumentación, corre en mi familia," dice Víctor, "pero toda la producción, software, y demás musicalización, eso lo aprendí en YouTube. A falta de dinero, yo me enseñé todo."

"Me queda mucho por recorrer," dice él. En un futuro, Víctor quiere hacer más proyectos de producción de música.

NAVARRO

Pooneh Ghana / Red Bull Content Pool

Pooneh Ghana / Red Bull Content Pool

Navarro es un escritor, compositor y rapero que narra las historias de vida que ha experimentado y visto en la comunidad latina en Estados Unidos.

"En una edad muy temprana, quizá en la prepa, me adentré a la escena de hip hop underground de Chicago. Siempre me había gustado el hip-hop, escuchaba raperos de Nueva York y Los Ángeles, pero me interesé en una escena local e independiente. Y eso fue lo que me motivó en hacer lo que hoy hago."

La intersección de sonidos y comunidad se escucha en la música de Navarro, una intersección que él describe como lo que se escucha en casa y lo que se vive en el entorno, "Yo mezclo mi cultura mexicoamericana y también muestro el sonido de los barrios donde crecí. En casa crecí con Ramón Ayala y Los Cadetes de Linares. Para mí fue hacer un sonido con todo lo que escuché, lo que yo era: un joven en Chicago."

"Para mí el hip-hop es hacer algo de nada: un arte que crece," dice Navarro,"yo cuento nuestras historias, la mía como mexicoamericano primera generación, también narró la historia de mis padres. A través de mi música, quiero contar las historias que no se escuchan."

Shahrnaz Javid / Red Bull Content Pool

Shahrnaz Javid / Red Bull Content Pool

Navarro también toma acción a través de la música; acompañado de su conciencia política y urgencia de apoyar a la comunidad, ha creado espacios de apoyo para fomentar las artes y recursos a jóvenes enfrentando desigualdad económica y social. Navarro inició la organización Beats and Bars, un programa que busca apoyar, educar y amplificar la creatividad de estudiantes que buscan escribir, producir y grabar música hip-hop. En este programa, los estudiantes, aprenden los conceptos básicos de la producción musical de hip-hop. Por un lado, Beats and Bars provee las herramientas para que puedan convertirse en mejores escritores así como fomentar su creatividad y con eso mejorar sus habilidades sociales y abrir su mente al espíritu empresarial. "Para mí es muy importante brindarle acceso y conocimiento a nuestros estudiantes. Hacerles ver el lado empresarial de la música. Y que esto sea un recurso de apoyo para ellos," dice Navarro y añade, "desde muy pequeño empecé a buscar maneras de hacer dinero a través de la música, pero eso es algo que nadie le dice a los jóvenes de nuestras comunidades. Ellos tienen poder, y quiero apoyarlos a salir adelante."

Navarro lleva a distintos videógrafos, productores y fotógrafos de la industria para que los jóvenes tengan una diversa inspiración al ser participes de una industria y lograr ser autosustentables.

Además, Navarro también aporta su tiempo y trabajo en Enlace, una organización en Little Village en Chicago, para jóvenes en riesgo y sus familias durante la etapa crítica de desarrollo. Es un esfuerzo de impacto colectivo que se enfoca en aumentar los recursos disponibles para los esfuerzos de prevención de la violencia juvenil en la comunidad. "Para jóvenes que no quieren involucrarse en violencia y están buscando recursos y más oportunidades de salir adelante," dice Navarro.

Hablando de acceso a oportunidades y música, Navarro nos habló de su primer experiencia "Mi primer tape que compré," recuerda Navarro, "lo compré con mi hermana Erica, con nuestro domingo. Compramos uno de Cypress Hill. Y se quedó en mi walkman durante meses. Ése fue mi primer acceso a la música."

En Chicago, la desigualdad existe. La resistencia no es una opción, es una necesidad. Y esta resistencia se manifiesta en espacios de creación e identificación, entre ellos plataformas y lugares donde se celebra la otredad y se lucha para sobrevivir ante la desigualdad.


*Publicado originalmente el 26 de noviembre de 2018 en NYLON Español